Pabellón de Marruecos Expo 92

Se encuentra ubicado en la Isla de la Cartuja, en el que fuera Pabellón de Marruecos durante la Exposición Universal de Sevilla de 1992. Este edificio, obra de Michel Pinseau, (creador de construcciones tan destacadas como la Mezquita de Casablanca). representa una elaborada muestra de la arquitectura y la artesanía marroquíes, manifestando las múltiples habilidades de sus artesanos en cada espacio.

La planta del edificio está inscrita en una estrella de ocho puntas, suavizada por las filas de bóvedas y de ojivas que recorren sus cuatro plantas.

Varias son las técnicas constructivas que se utilizaron en la construcción del Pabellón:
Zellij: mosaico compuesto de pequeñas piezas de barro cocido esmaltado, tallado a mano.
Tadelakt: revoque mural compuesto de arena, huevos y jabón negro, aplicado y pulido con una piedra lisa.
Gebs: yeso con motivos geométricos o florales, cincelado por los artesanos in situ.
Moucharabieh: enrejado de listones de madera utilizados para cerrar ventanas y balcones.
Zouaqs: motivos decorativos geométricos o florales pintados sobre madera.
Kouba: techo en forma de cúpula.

Tras las reformas efectuadas para adecuar el edificio a las necesidades que demandaban las diversas actividades que realiza la Fundación, el Pabellón Hassan II cuenta en la actualidad con las siguientes instalaciones: Auditorio de 200 plazas, Sala Multiusos con capacidad para 70 personas, Patio Central para congresos y conciertos con capacidad para 250 personas, 400 m2 de zonas expositivas, aulas de idiomas, biblioteca y centro de documentación y dos plantas de oficinas.

Además, su localización en la Isla de la Cartuja le proporciona ventajas como el acceso fácil y el disponer a su alrededor de una bolsa de aparcamiento que ronda las 150 plazas.